Carlos Herreros

Sunday, January 22, 2006

FELICIDAD Y BIENESTAR ECONOMICO
En "The Financial Times" del 29 de enero de 2006 publica un artículo Andrew Oswald profesor de Economia de la Universidad de Wawick. En él afirma que los habitantes de las naciones más industrializadas no han alcanzado mayores niveles de felicidad.En los Estados Unidos, la felicidad ha disminuido.Utiliza ciertas mediciones tales como salud mental, niveles de estrés, crecimiento de la tasa de suicidios, sobre todo en la población más joven. Continúa el autor diciendo que algunos economistas argumentan que el crecimiento económico no funciona porque los humanos somos criaturas comparadoras. Investigaciones llevadas a cabo el año pasado indican que los niveles de felicidad están en relación inversa con los niveles de ingresos de los vecinos o conocidos. La prosperidad de mi vecino me produce insatisfacción.Cuando en una sociedad todos son más ricos el promedio de bienestar permanece constante.
Además, continúa, los seres humanos no tenemos buena capacidad de predecir lo que nos hará felices.
Por todo ello, está disminuyendo la fe de los economistas en el valor del crecimiento económico. Dice el autor que esto es bueno y que poco a poco será asumido por los políticos del futuro.
Con respecto a las empresas, podríamos decir que cualquier medida tiene que ser vista como justa y razonable por el conjunto de sus empleados.
Finalmente, indicar que el articulista afirma que han empezado a circular en internet "Guidelines for National Indicators of Subjective Well-Being and Ill-being

3 Comments:

At 6:36 AM, Blogger yhallo said...

El mundo de hoy es agobiante, a mayor bienestar mayor responsabilidades, inquietudes y desvelos, aún así creo preferible:
bienestar con inquitud que carestía con desesperanzas.

 
At 3:49 AM, Blogger Carlos Herreros said...

Bueno, no deja de ser una opción respetable

 
At 3:49 AM, Blogger Telémaco said...

Pues no puedo estar más que acuerdo con el señor Oswald.

Ayer mismo leí que los subsaharianos, que encontraron en una de las últimas pateras, habían decidido venir a España al ver en la televisión por satélite lo bien que viviamos. Al leerlo me pregunté: ¿antes de ver ese canal por satélite serían felices?

 

Post a Comment

<< Home